La Paloma es el principal balneario del departamento de Rocha. Se ubica a 240 km al este de Montevideo, a 28 km de la ciudad de Rocha y a 160 km de la frontera con Brasil (Chuy). Está posado sobre el Cabo Santa María y bañado por el Océano Atlántico.

Una de las características La Paloma es su emblemático Faro, el Faro del Cabo Santa María, que da la personalidad a La Paloma ya que es un lugar obligado para visitar y que por la noche, cada minuto, baña de luz todo el entorno.

La Paloma es un lugar ideal para tomar vacaciones en contacto con la naturaleza. Su principal atractivo son sus playas, ya que cuenta con casi 20 km de playas oceánicas de diferentes características. Por eso es el lugar elegido por los amantes de las actividades relacionadas con el mar, paraíso del surf y la pesca deportiva.  Se encuentra próxima a La Laguna de Rocha, hermosa laguna costera ideal para el avistamiento de numerosas especies de aves.

La Paloma y sus alrededores tienen una amplia y variada oferta gastronómica, de alojamiento y servicios (supermercados, heladerías, tiendas, feria artesanal, etc).

La Paloma es la perfecta combinación entre océano, playas y bosques de pinos, para compartir y encontrarse consigo mismo.

A partir de mayo, pero con más frecuencia entre agosto y noviembre es habitual el avistamiento de ballenas en las costas de La Paloma.

Las costas oceánicas uruguayas han sido declaradas Santuario para Ballenas y Delfines. Esto ha sido promovido por la Organización de Conservación de Cetáceos (OCC: www.occ.org.uy ) que logró que la legislación uruguaya impide la caza de estos grandes cetáceos y fomente el turismo ecológico.

Algunas características de la Ballena Franca Austral.

Las hembras miden hasta 18 m y los machos 15 m (pesan 45-80 toneladas). No presentan aleta dorsal. Su piel es de color gris oscuro con manchas blancas en el vientre.

Presentan un resoplido (eliminación de vapor de agua) característico en forma de V que llega a los 4 m de altura.

Suele presentar callosidades de color claro (blanco-grisáceo) en la cabeza, que están recubiertas de ciámidos (“piojos de las ballenas”) y balanos. Estas callosidades tienen patrones únicos que permiten la identificación individual de cada ballena.

Los recién nacidos miden de 4 a 6 m, nacen de color casi blanco y a medida que crecen se van oscureciendo, hasta llegar a su color característico.

Visitan nuestras costas desde agosto a noviembre. En estos momentos están en plena actividad reproductiva. Las vemos cortejar, aparearse y amamantar a sus ballenatos. Por lo que el espectáculo de juegos y danzas es maravilloso.

Algunas claves que pueden guiarnos a su observación.

Primero que nada: tomarse tiempo de mirar tranquilamente al mar, pueden estar varios minutos sumergidas (hasta 15 min).

  • Lo más común de ver es como una “nubecita” que queda suspendida sobre el mar. Eso es el resoplido, que en la Ballena Franca Austral tiene una forma típica en V, llega hasta unos 4 metros de altura (cuando hay viento esa forma de V es más difícil de ver).
  • Es muy frecuente que estén acompañadas de aves revoloteando; entonces estar alertas cuando vemos grupos de aves. También es frecuente verlas acompañadas de lobos y delfines.
  • Otro indicio es ver espumas o aguas revueltas.
  • Las ballenas se pueden observar desde la costa, sin necesidad de embarcarse. De esta manera no perturbamos su hábitat y las podemos observar en sus comportamientos naturales. Intentemos siempre el “impacto cero”, no molestarlas, el océano les pertenece.

Los días de mar calmo y poco viento es mucho más fácil verlas. Asimismo temprano en la mañana y al fin de la tarde, es más frecuente encontrar el mar calmo. Es preferible estar en lugares altos, por ejemplo en el Cabo bajo el Faro, en la Balconada-Cabito, en Cerro de la Virgencita de la Aguada o en La Pedrera. Aunque se pueden observar desde toda la costa.

Sitios recomendados:

http://www.occ.org.uy
https://www.facebook.com/OCC.Uruguay
http://www.ballenasenuruguay.com/
http://francaaustral.fcien.edu.uy/

 

 

 

UA-18450067-1